Cuáles son los cambios en la seguridad social para los independientes en Colombia

Recientemente, en agosto de 2018, entró en vigencia la nueva norma de liquidación de la seguridad social para los independientes o contratistas, reglamentada a través de los Ministerios de Salud, Hacienda y Trabajo. Si bien esta medida había sido aprobada cuatro meses antes en una sentencia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, recién ahora el Gobierno Nacional ha reglamentado el artículo 135 de la Ley 1753 de 2015. Estos cambios representan un beneficio para los independientes que, desde este mes, empezarán a notar un cambio positivo en sus finanzas.

Cómo los independientes han pagado la seguridad social en Colombia hasta ahora

La situación de los independientes y la forma en que pagaban la seguridad social ya había sido cambiada en 2015, pero no se había ejecutado hasta este año. En la actualidad, en Colombia hay aproximadamente 30.0000 contratistas, de los cuales 29.000 son servidores públicos. Hasta hace poco, la forma de liquidar la seguridad social era por un mes de anticipación. En la liquidación se cubre la salud y pensión, para así poder presentar sus cuentas para sus cobros, este pago representa el 40 % de la remuneración mensual antes de ingresar facturas. Sobre los riesgos laborales (ARL), la Ley 1562 de 2012 expone que el contratista también debe hacer la liquidación por anticipación, pero solo en los casos donde su nivel de riesgo no exceda el tercer nivel. Para las actividades de riesgo elevado, cuando el nivel es 4 0 5, igualmente el contratante debe pagar este valor por anticipación.

Las categorías de independientes

Antes de detallar los beneficios de la nueva norma del pago de la seguridad social en Colombia, hay que tener en cuenta que existen dos categorías legales de independientes:

Independientes con contrato de prestación de servicios

Cotizan la seguridad social sobre el 40 % del valor de sus remuneraciones mensualmente desde la antigua medida. Por ejemplo, un independiente cuyos honorarios son $8.000.000 tiene un Ingreso Base de Cotización (IBC) de $3.200.000, que es el 40 % de ese ingreso. Tomando ese monto, el independiente tiene que descontar 12,5 % y 16 % para cubrir la salud y pensión respectivamente.

Independientes con contratos diferentes

Al igual que los anteriores, deben cotizar 40 % del total de sus remuneraciones, pero la diferencia es que deben calcular, tomando en cuenta las expensas productoras, el monto de su seguridad social. Esto siguiendo el artículo 107 del Estatuto Tributario. Por ejemplo, si un independiente recibe por honorarios $10.000.000, las expensas tienen un valor de $3.000.000, y restando ambos se obtiene $7.000.000 que terminan siendo $2.800.000 de IBC, después de cotizar el 40 %.

Los beneficios que obtienen los independientes por los cambios de la norma

A partir de agosto, los independientes van a poder hacer la liquidación de la seguridad social después de recibir sus honorarios y haberse vencido el mes en que los recibieron. Además, como alternativa los contratantes podrán descontar este pago directamente de los honorarios que envíen. Con relación a esto, el Gobierno Nacional podrá regularizar los pagos a la seguridad social cuando los independientes realicen varios contratos. En conclusión, tanto el Estado como los independientes salen beneficiados en el manejo de las finanzas públicas y personales respectivamente.

Te puede interesar...

Leave a Comment